Bienvenido al Sitio Web de Minas, Camagüey, Cuba, hoy es Jueves, 22 Junio, 2017
Inicio

Entre libros, Daimy crea su pandilla

Daimy Díaz Laborda

Escribiendo una nueva historia con el corazón como pluma, una librera mineña me confiesa sus más grandes verdades, y mientras habla, con su grandeza alumbra los anaqueles que cuida y quiere, por oficio y por pasión.

Dando vuelta atrás en las páginas de su vida con una sonrisa amplia y con el brillo, como único acompañante de sus pupilas, Daimy Díaz Laborda confiesa lo que a ella le produce el mayor placer: “Adoro escribir, vivir cada historia e involucrarme con mis personajes”.

--¿Cuándo sentiste la necesidad de escribir?

--Hace como 12 o 13 años. Estaba recién graduada de la carrera de técnico medio en Veterinaria, y lo primero que escribí fue literatura infantil, creo que fue por toda la lectura que yo había hecho, a mí siempre me ha gustado leer mucho y sentí la necesidad de crear mis propias historias.

--¿Por qué comenzar a escribir para ese público tan exigente?
Aunque también escribo cuentos para adultos y poesía, cuando escribo para los niños es cuando más cómoda me siento, es el espacio donde desarrollo mis mejores ideas, ese es mi sitio.

--¿Qué la hizo estudiar veterinaria?
Tiene que ver mucho con el pueblo donde nací, las opciones que habían, era la carrera más afín con San Serapio , el lugar donde vivía , pero también tuve mucha influencia de mi padre , pues el trabajó siempre en una unidad avícola y esto me marcó mucho.

--En su libro “La primera pandilla de pollos piratas” todos sus personajes son animales,¿tiene alguna relación con su carrera de técnico en veterinaria, le gustan los animales?
Sí, me gustan,pero no porque sea graduada de veterinaria, en ese ambiente de corral colmado de animales me encuentro con mi infancia y así me desarrollo mejor, pues creo mi propio mundo de fantasía.En todos mis libros para niños los animales son mis personajes favoritos.

--¿A cuál de sus personajes cree que se parece más Daymí?
A Siete, yo siempre digo que me parezco mucho a ella, tiene mucho que ver conmigo, es muy entretenida y además no le interesa lo que piensen los demás, defiende sus criterios y sigue adelante sin importarle lo que le repare el futuro.

--La historia nos regala unos personajes muy traviesos y ocurrentes, ¿alguna anécdota de su infancia está reflejada?

--En particular no, pero así mismo como mis pollitos protagonistas, yo tuve una infancia plena y muy linda, disfruté de muy buenos amigos en mi barrrio, siempre estábamos inventando juegos, nos cogía la noche jugando y divirtiéndonos.De cierta forma sí, este libro revive mi niñez.

--El libro usted lo dedica a sus padres, a sus hermanas, a sus sobrinos, ¿qué lugar ocupa su familia en su vida?

--Mira, yo siempre he dicho que ante todo, mi trabajo, mi relación matrimonial, está mi familia.Ellos son lo más importante que tengo en mi vida, me formaron y todo lo que soy se lo agradezco.A mis padres porque incondicionalmente me lo dieron todo y me apoyaron en mis decisiones, a mis hermanas que son mayores que yo y me han mostrado el camino que debo seguir y a mis sobrinos porque vinieron a complementar mi vida, nacieron cuando yo era muy niña y hemos formado una relación muy fuerte y especial.Sin dudas ellos son mi mayor felicidad.

--¿Cuáles son sus intenciones cuando escribe para los niños?

--Primero que todo recrearme, lo disfruto a plenitud, me encanta trabajar para ellos y esforzarme al máximo por esos corazocitos llenos de ternura e ingenuidad.

--¿Qué proyectos comunitarios ocupan a Daimy actualmente?

--Tengo una peña, que aunque ha tenido sus irregularidades, habitualmente la presentamos en la escuela Amado Sedeño. Generalmente le ofrecemos historias que ellos puedan desarrollar por el intercambio o a través de dibujos, es muy linda, los niños son muy imaginativos.Otro espacio es el taller de creación infantil, es incríble lo que aquí aprendo con ellos, uno a veces los subestima y dice esta lectura no es para ellos,pero son capaces de ir más allá de lo que uno imagina y eso me retroalimenta interiormente.

--¿Fue difícil ser reconocida en la provincia como escritora?
Antes de empezar a trabajar en el centro del libro mandé algunas obras y tuvieron dictamen negativo. Ya cuando ingresé al Centro de Formación Literario Onelio Jorge Cardoso y envié el libro “La primera pandilla de pollos piratas” al taller provincial, en la editorial Ácana me han brindado mucho apoyo y me han insertado en todas las actividades de los escritores provinciales.

--¿Cómo evalúa la promoción de la lectura en el municipio?

--Se hacen muchos esfuerzos, la librería tiene un programa durante el período vacacional “Curso corto de verano” que lo impartimos los escritores del municipio y especialistas de la provincia, buscando promocionar la lectura a través de la creación literaria. La biblioteca también hace un esfuerzo extraordinario en función de incentivar el amor por los libros en el territorio.Pero pienso que los resultados obtenidos este año es muestra de que se han logrado nuestros propósitos, aunque nos faltaría potenciar los vínculos con las comunidades más apartadas.

--Planes de otros libros...

--Tengo una nueva propuesta para este año “Rosalía” que fue Primer Premio en el 5to Concurso Provincial Guáimaro al Centro de Todo en el 2009 y estoy terminando “Aventuras en Loma Azul” saldando mi deuda con San Serapio, con mis raíces, con lo que viví allí. Los mitos y misterios que colmaron mi infancia también están reflejados, y el nacimiento de Albertico, mi sobrinito más pequeño, que es el protagonista, y toda la algarabía que ha provocado en mi casa.

--Sueños...

--Publicar “Rosalía” e ingresar a la Asociación Hermanos Saíz, formar parte de esta vanguardia artística, ya tengo toda la documentación prevista para hacer el crecimiento, espero me acepten.

Entonces, entre sueños, fue terminando de escribir este cuento suyo, tan real porque es su vida, al tiempo que iba fabulando nuevas historias y pandillas donde reunir al calor de la lectura a muchos niños. Y como en su libro de los pollos piratas, se fueron acurrucando bajo su amor desmedido los personajes aún por nacer. Así, sin más ni menos, es la Daimy que solo desea brindarle a los niños un mundo colmado de tibias pasiones.

Yasselys Pérez Chaos (Estudiante de Periodismo)